Características de una mujer poderosa

Poco a poco las mujeres van consiguiendo labrarse su camino dentro de las esferas de poder, empezando a ocupar puestos de máxima responsabilidad tanto en las empresas como en los gobiernos de los países. En un mundo tan masculino, solo algunas elegidas alcanzan el éxito profesional y esto es gracias a que poseen algunas cualidades que las hacen destacar y  ser diferentes. Pero no nos engañemos: la mujer poderosa no nace, se hace, y hoy voy a hablar de todas esas características que las han llevado hasta la cima.

¿Qué características poseen las mujeres poderosas?

  1. Educación brillante: una mujer poderosa entiende que antes de construir necesita unas bases sólidas, es por ello que la educación resulta un pilar fundamental en su vida. Es muy importante señalar que la formación de estas mujeres no acaba cuando se gradúan, sino que sigue toda su vida. Solo así pueden conocer todo lo que ocurre en su sector y sentirse seguras en su actividad diaria.
  1. Perseverancia: es el trabajo que realizamos día tras día lo que nos lleva a la cima. Una mujer que ha conseguido un puesto de poder dentro de una organización o un país, sabe que no ha llegado ahí por casualidad, sino que ese puesto es el resultado de un esfuerzo continuo. A lo largo de su trayectoria encontrará obstáculos, por supuesto, pero no decaerá ante ellos ni mostrará debilidad. Solo algunas personas son capaces de ver oportunidades ante los errores y posibilidades de mejora en los errores. Esas personas son las que consiguen puestos de poder.
  1. Tienen claras sus metas: la educación, su trabajo diario y el resto de sus acciones tienen un por qué. Una mujer poderosa se fija unas metas muy altas, pero conseguibles, pues solo así puede aspirar a las altas esferas. Soñar o imaginar a lo grande, lejos de frustrarnos nos hace querer escalar a una cima que vemos, que (casi) podemos palpar. Las mujeres poderosas lo saben y desde pequeñas tienen grandes sueños, que lucharán por convertir en realidad en su vida adulta.
  1. Espíritu emprendedor: con unas metas tan claras y, en ocasiones, tan pocas oportunidades, las mujeres poderosas se caracterizan también por tener un gran espíritu emprendedor. Esto es básico para cualquier mujer que quiera alcanzar el poder, porque debe entender que muchas veces las oportunidades no se consiguen, sino que se crean. A todos nos ha sucedido que nos hayan rechazado en un puesto que ansiábamos, o no hemos sido capaces de  alcanzar algo que queríamos. Sin embargo, es nuestra personalidad lo que determina si ante esta situación te hundes o sacas lo mejor de ti, creando tu propia oportunidad.
  1. Cuidan su imagen pública: las mujeres brillantes cuidan sus habilidades y conocimientos tanto como la imagen que proyectan al exterior. Las mujeres poderosas se cuidan y rara vez podrás verlas en un acto público sin un look totalmente impecable. Cada una tiene su propio estilo, algunas tienden al lado más elegante y conservador, mientras que otras optan por un estilo más moderno y lleno de color. La personalidad de cada persona determina su forma de vestir, pero es fundamental mantener ciertos estándares.

Estas cinco características son propias de todas las mujeres que han conseguido acceder a algún puesto de poder. Seguro que ninguna de las cinco te sorprende y eres capaz de reconocerlas entre las cualidades de las mujeres poderosas, sin embargo, el problema surge cuando quieres que estas formen parte de tu propia personalidad. Sé que al principio puede parecerte difícil, pero a ellas también se lo pareció el alcanzar estos puestos de los que ahora disfrutan. Así que, tranquila y siempre que decaigas recuerda: poco a poco, día a día.

Pilar Benítez, mujer todoterreno

Traductora jurada y amante del poder de la palabra