Katniss Everdeen, una heroína que no quiso serlo

El destino hace que nos tengamos que enfrentar a situaciones para las que no estamos preparados o, al menos, eso es lo que pensamos. Más aún si te llamas Katniss Everdeen y vives en el pobre y olvidado Distrito 12. Esta heroína literaria, posteriormente llevada al cine, se ha convertido en un claro referente para las jóvenes de hoy en día. ¿La razón? Su fuerza, tesón y capacidad de seguir adelante ante cualquier situación. ¿Conoces la historia de Katniss Everden?

Cualquier cosa por salvar a una hermana

Los Juegos del Hambre, novela de Suzanne Collins, es una trilogía ambientada en un tiempo futuro en el que América del Norte se ha convertido en Panem, un país dividido en doce distritos. A causa de una rebelión de los diferentes distritos contra el Capitolio, centro de poder del país, se instauraron Los Juegos del Hambre. Esta competición, que se produce cada año y que poco tiene de juego, consiste en enviar a un chico y a una chica de cada distrito a un lugar en el que deberán luchar por su vida. El ganador, pues solo puede sobrevivir uno, podrá vivir en el Capitolio y disfrutar de todo tipo de lujos el resto de su vida. Todo esto, después de haber visto, vivido y participado en una matanza.

Katniss Everdeen ha logrado salvarse año tras año de ser seleccionada como representante del Distrito 12 y, como ya ha cumplido dieciséis años, esta es la última edición en que podría ser elegida. Llegado el día del sorteo, la enviada del Capitolio pronuncia el nombre de la representante del distrito y Katniss, por fin, respira tranquila: no es el suyo. Una explosión de emociones internas que termina muy rápido, justo cuando se da cuenta de que la elegida ha sido Prim, su hermana de doce años. Es entonces cuando Katniss da un paso al frente y se ofrece voluntaria para luchar en los Juegos del Hambre por el Distrito 12, pero sobre todo, por su hermana.

¿Cómo es Katniss Everdeen?

Si hay algo que define a Katniss es su fortaleza. Esta característica, tan difícil de encontrar en una chica de tan solo dieciséis años, es algo que la joven demuestra no solo en el campo de batalla, sino también en su día a día. Cada mañana Katniss se sobrepone a las duras pesadillas provocadas por la muerte de su padre para cuidar de su hermana pequeña y de su madre, que apenas ha podido reponerse del fallecimiento.

Pero Katniss es también inteligente. Conoce a la perfección cuáles son sus principales virtudes y defectos y es capaz de potenciar ambos. Son pocas las veces que la joven se deja llevar por sus emociones, pues en cada una de sus acciones puedes ver  la prudencia y racionalidad necesarias para tener éxito en cada una de las situaciones que vive.

Katniss, sin buscarlo, se convierte en el símbolo  de una revolución que está por venir, representada por un pájaro: el Sinsajo. Su historia comienza saltándose las normas de una forma ínfima, saliendo de los límites de su distrito para cazar y poder alimentar a su familia, pero termina convirtiéndose en un estandarte para doce distritos oprimidos, que solo necesitaban una llama que iniciase la mecha de una nueva revolución. Y esa llama es Katniss Everdeen, una mujer fuerte y decidida.

¿Conoces la historia de Katniss Everdeen?

Pese a que se dice que Los Juegos del Hambre es una novela para adolescentes, una vez empiezas su lectura te das cuenta de que es una historia muy adulta. Puede tener ciertos momentos más teen, si nos fijamos en el triángulo amoroso de la trama, pero detrás de todo hay un subfondo muy oscuro y duro. Katniss Everdeen se ha convertido en el referente para una generación cuyos valores parecían muy distintos a los del personaje… Pero que quizá, no lo sean tanto.

Pilar Benítez, mujer todoterreno

Traductora jurada y amante del poder de la palabra