Mejoras que reclaman las autónomas en crisis de la COVID-19

Ser mujer, ser autónoma y afrontar la crisis de la COVID-19. ¿Alguien da más? Desde luego, la situación no es nada halagüeña y hay muchos baches que superar. Aunque nuestras voces quizás no se escuchan tanto como deberían, estas son algunas de las mejoras necesarias para una mujer autónoma en crisis por la COVID-19.

La crisis económica y sanitaria generada por la pandemia de la COVID-19 ha dejado muchas víctimas a sus espaldas. Además de las conocidas tragedias en los efectos para nuestra salud, el coronavirus también ha supuesto estragos de gran alcance para el empleo y las empresas.

Ante este panorama, y aunque a todos de alguna manera nos ha afectado, hay voces que apuntan a que, una vez más, son los autónomos los grandes damnificados de la crisis de la COVID-19. Imaginemos que a esto le sumamos el hecho de ser mujer, con las desigualdades profesionales que eso en muchos casos supone y el peso de la falta de conciliación de la vida laboral y personal que recae en gran parte sobre este colectivo: la situación no es sencilla.

Son varios los colectivos que han querido señalar las necesidades del colectivo de autónomos y pymes de este país, como la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) o la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), por poner algún ejemplo.

Estas son algunas de las mejoras que se reclaman para autónomos, pero especialmente para autónomas:

Exposición al doble trabajo

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha puesto en marcha una campaña con la colaboración del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) con el objetivo de concienciar a los autónomos, especialmente a las trabadoras autónomas, de los riesgos para su salud física y psicosocial que supone la doble carga de trabajo y la doble presencia que se da al intentar conciliar la extensa jornada de los autónomos con las responsabilidades familiares, tareas domésticas y de cuidados.

Según el estudio planteado, esta carga de “doble trabajo” es mucho mayor en las mujeres autónomas, de hecho según datos publicados por la ATA:

“Las mujeres autónomas tienen un 30% más de exposición al doble trabajo (jornada laboral y trabajo doméstico y de cuidados). Es más, el 44% de las mujeres autónomas afirman llevar ellas solas el peso del cuidado de menores y/o mayores y personas con dependencia además de su trabajo desarrollo de su jornada laboral, porcentaje que asciende hasta el 50% en el caso del peso de las tareas domésticas”.

Esta sobrecarga de responsabilidades puede generar problemas en la salud de las mujeres autónomas, como señala Elena Melgar, directora de proyectos de la ATA: “Esta doble carga de trabajo lleva consigo muchas veces estados de fatiga, dolor de cabeza, dolores musculares, alteraciones de sueño o ansiedad”.

Frente a esto, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), reclama al Estado algunas medidas, como que equipare los periodos de cuidados de hijos afectados por la Covid-19 a la incapacidad temporal por contingencias profesionales.

Facilitar y reconocer el teletrabajo

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, está claro, de hecho, el Gobierno ha aprobado una ley que regula el teletrabajo para los trabajadores por cuenta ajena. Pero, ¿qué sucede con los autónomos? Actualmente, el Gobierno, mediante Hacienda, no reconoce el derecho de los autónomos a deducir parcialmente el IVA de los gastos de su actividad profesional desarrollada en el domicilio.

Ayudas en la financiación

La mayoría de los autónomos tienen que hacer frente a muchos gastos sin tener asegurados los beneficios. En este sentido, otra de las medidas que reclaman es la posibilidad de renegociar los avales y microcréditos para autónomos y mutualistas aprobados por el ICO.

Ayudas frente a la coyuntura de la COVID-19

Siguiendo con las medidas planteadas por la UPTA para mejorar la situación de los autónomos se propone al Gobierno una prórroga de los ERTEs y recuperar la prestación extraordinaria por cese de actividad, para aquellos autónomos que se vean obligados a cerrar sus negocios o a restringir sus horarios.

Sin duda, las cartas están sobre la mesa y aunque se están tomando algunas medidas por parte del Gobierno, está claro que aún no son suficientes.

Mientras se sigue avanzando, puedes consultar las medidas para autónomos planteadas por el Gobierno.